lunes, 9 de abril de 2012

beber






no son las aguas del olvido
no son las aguas del perdon
no son las aguas del amanecer
nada nos alivia
nada nos ayuda
solo las aguas amargas se deslien

nos arrojamos a sus pies pidiendo misericordia
nuestra Madre implora 
nuestro Padre no retorna nuestra mirada
solo las aguas amargas nos hacen compañia

No hay comentarios:

Publicar un comentario