lunes, 30 de julio de 2012

marzo





Llegamos una tarde de marzo. En el piso sexto se jugaba a las cartas. 
En la casa de la esquina gente cuerpo a tierra quieta una eternidad no se respira se sienten los culetazos las voces los llantos todos cuerpo a tierra la ciudad detenida nos perdemos llevamos los rostros las miradas esperamos el dia







No hay comentarios:

Publicar un comentario