lunes, 24 de septiembre de 2012

Ab








 Abuela se levanta todos los dias a las cuatro de la mañana sin falta. Fuma su naco mientras se hamaca en su mecedora. Se levanta y prepara el cocido y de nuevo a sentarse. Las volutas se dispersan al amanecer. Alimenta a las gallinas y al pato, riega las plantas, mira al cielo y se santigua.


Abuela dejó de hablar hace ya dos años. Un día se levantó de la mesa y nos dijo que estaba ya no queria luego mas decir nada, que ya estaba demasiado vieja para estos trotes. Nosotros bajamos la cabeza, Mama suspiro y Papa se encogio los hombros, como siempre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario