lunes, 3 de septiembre de 2012

Yuyo






Nuestra hermana ha comenzado a estudiar los yuyos, dice que asi a lo mejor salvara su vida. Se levanta a la mañana, y va a verle a la marchanta y se queda a trabajar con ella. Ya no le teme a los Emisarios, dice que ahora sabe que hacer. Cuando le ataca el mal negro, se hace su remedio y se acuesta en la hamaca bajo el arbol del mango.

No hay comentarios:

Publicar un comentario