lunes, 26 de noviembre de 2012

Marienbad







Una nena de doce años mira el año pasado en Marienbad en la tv gateando bajo la mesa después de beber sidra con jugo de durazno. Viste de rojo a motas blanca y botas bajas yeye. Corren los años setenta. Es navidad y la fiesta comenzó al atardecer. La piscina bulle de niños, los perros ladran porque si los mosquitos persiguen sin discrimina​r los mangos caen maduros el olor del asado se pierde en el vecindario la abuela sentada en el sofá teje y desteje el ayer los varones hablan entre si las mujeres les sirven la comida mandan a las chicas cortan la torta la nena mira arrobada  no entiende nada años después visita las ruinas de la casa los yuyales cubren todo se recuesta contra un pilar y mira al cielo


 

lunes, 19 de noviembre de 2012

Madrugada Prima






A la una de la madrugada sale el auto sin chapa la sigue fuma bajo el arbol viejo que aun no ha sido arrasado por las tormentas venideras lejos esta el muñon asfixiado del futuro recorre las calles la brisa le corre no hay mañana las estrellas engalanan la vera del río.
En el basural el hijo del arquitecto yace esperando la historia

lunes, 12 de noviembre de 2012

tia





Tia A. se fue a trabajar a Buenos Aires, primero de limpiadora, pero después aprendió dactilografía y termino siendo la secretaria del dueño de una librería pequeña. Nunca consiguio que le interesaran los libros. A tía A, en cambio, le gustaba fumar y encuentros cortos con hombres desconocidos. Decía que no quería que ningún hombre mandara en su casa, que había aguantado lo suficiente con su papa (nuestro tío), y sus hermanos.

lunes, 5 de noviembre de 2012

G






El Gordo entra a la boite con sus acolitos. Lanza mirada en derredor, en una esquina esta una rubia. Hace un gesto y se la traen. A las cuatro de la manaña la dejan en la puerta de su casa.

Todos sabemos, pero no atinamos. Asi nomas son las cosas