sábado, 8 de junio de 2013

volver

Volver con la frente marchita como dice el tango: esa es su pesadilla. Salio de casa y se fue a vivir a Buenos Aires. Trabajo de secretaria toda su vida. Se caso un tiempo con un tipo que ni fu ni fa. Todo tranquilo hasta que apareció su sobrina. Indomable la chiquilina, andaba por su cabeza como se suele decir. Le aguanto hasta que un día se harto y la llevo al reformatorio y la dejo ahí. Se mudo de departamento para que nadie la encontrara. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario