lunes, 29 de julio de 2013

Polillas



Las polillas se pasean bajo la lluvia, los torrentes de agua se arremolinan en las calles anegadas, gimen las tormentas, se alucina la noche, ella se acurruca bajo un portal, suda helada, el auto sin chapa en la esquina. 


lunes, 22 de julio de 2013

Dicen que








Dicen que el tiempo se detiene, que nada pasa, que aquí la siesta es eterna, que esto no se acaba nunca, que por siempre vegetaremos perdidos en la historia nosotros decimos que los que así proclaman solo desean nuestra muerte

miércoles, 17 de julio de 2013

Bajo

 

Bajo el umbral se cobija de los ruidos. Shhhhhh, shhhhh. Que no miren, que no se den cuenta. Le han dicho,que cuando sale afuera no debe hablar ni mirar a nadie. El mundo le llama, el hogar le ata. Que no vengan los ruidos, que no se despierten las memorias, que el recuerdo te sea leve.

 

lunes, 15 de julio de 2013

La siesta



La siesta nos persigue, huimos despavoridos, la plaza nos abraza. Sentados en el  banco, tomando mosto se desvanece el día.  Nos visitan las dudas.


sábado, 13 de julio de 2013

Los dias pasan

Los dias pasan como la brisa. Nuestra hermana aprende el nombre de las plantas. Su libro le espera a las tardes. Ella desteje sus memorias.

 

 

lunes, 8 de julio de 2013

Si mañana



“Si mañana yo me muero nunca se olviden como me llamo”


Postrada en la cama nuestra hermana gime las contracciones vienen y van se revuelve llora Papa trajo al doctor porque no quiere escandalo nuestra hermana ha pasado los nueve meses en su habitación lleno sus paredes con dibujos de vacas ella dice que es su homenaje porque ellas valen más que las mujeres en nuestro país nuestra hermana dice que lo que nazca que lo bautice Dios porque ella no quiere saber nada



lunes, 1 de julio de 2013

El dia


El día teje su maraña: a la madrugada nos despierta el chillido. Hasta ahora no sabemos de dónde viene. Nos lavamos la cara, bajo el brazo, entre las piernas y los pies. Por turno riguroso. Mamá prepara el cocido, las galletas sobre la mesa.

El segundo chillido ocurre a la siesta. Por suerte, no pasa todos los días. Demasiado le enoja a Papá cuando le interrumpen la siesta. Se porta igual que el Viento del Norte: mórbido, quejumbroso, pesado. Solo nuestra hermana puede sosegarlo. Mama le manda. Nuestra hermana mira a la tarde.