jueves, 1 de agosto de 2013

Viaje

Es un viaje interminable hasta la frontera. Suda, el bus traquetea. Los documentos en bolsa de plástico. Un poco de plata, lo que se pudo reunir. Pasa la aduana. Diecisiete horas hasta llegar a la ciudad. La terminal. Valija en mano se asienta en hotel de cuarta. Cuenta las peladuras en la pared, las anota prolija en su anotador. Encuentra pieza para alquilar en conventillo. Todos le miran al llegar. O asi se siente. La radio puesta dia y noche. Anota el numero de rendijas, baldosas y peladuras del patio. Recorre la manzana. Calcula el numero de baldosas. A la tarde va al cafe. Silba y espera.

 

 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario