viernes, 25 de diciembre de 2015

En casa


La sopa en el horno, carne en la parril1a. lechuga y tomate listos, ensalada rusa a la orden. Clericlo que va de ronda. Besos mojados, lenguas torcidas, hilillos de sudor surcan las pieles. Fiesta, amigos, fiesta carajo. Aqui no hay lugar para quejarse. Nuestra hermana reparte sonrisas, dice que es una noche más de tantas.

martes, 15 de diciembre de 2015

De tarde

 

Tía se sienta en el jardín a tomar cerveza y fumar mentolados. Nuestra hermana sentada a su lado sigue las volutas y susurra cuando se tornará ella en humo y remontará a las estrellas y ser solo un grano de arena en una playa desierta. Más tarde llegan los Emisarios y el humo se aleja.

 

domingo, 13 de diciembre de 2015

jueves, 10 de diciembre de 2015

Solaz de la canicula



Que se disuelvan las sombras, arguye nuestra hermana desde el balcón.
El horizonte no existe es una invención maldita-nuestra hermana se retuerce, aprieta su barriga, jura venganza a media voz Papá avanza.
Su sombra cubre a nuestra hermana, posa su mano sobre los labios penantes, rojos, siente que le imploran.
Mama viene con la palangana, lava los restos del atardecer. Nuestra hermana se mece y murmura una vez mas el horizonte no existe

lunes, 30 de noviembre de 2015

De día

 

Siempre imaginó que algún fulano vendría a tocar la puerta, abriría, le ensartaría un sopapo, daría la media vuelta y adiós. No fue así, no es así: nadie llama, nadie se ocupa de su espera. Carece de importancia.

 

sábado, 28 de noviembre de 2015

En las selvas y bosques

 

Dicen que hay chicharras que nacen cada diecisiete años, devastan los bosques con su canto iriscidente, es entonces cuando nuestra hermana se hunde al pie de un chivato en flor y suda lluvias.

 

miércoles, 25 de noviembre de 2015

De noche

 

Nuestra hermana quizo salir sin que la vieran. Nuestra vecina le pispo e informó sin titubeos, se dijo que era su deber. Nunca dudó.

Los Emisarios aparcaron a una cuadra de casa. Nosotros oimos un alarido animal, nuestra madre nos dijo que era el lobizon. Acurrucados en una esquina de la cama pasamos la noche. Amanecimos empapados, mucho nos renego abuela.

Tres días después volvió nuestra hermana vestida de blanco de punta a pértiga, la piel pálida, el cuerpo en retirada. No dejó que la toquemos, murmuró que no importa que alguna otra vez será.

 

sábado, 7 de noviembre de 2015

Temprano

 

Se levanta a la madrugada a preparar el almuerzo de domingo. Abre la tapa del aljibe, la lejanía del agua la llama. Nosotros miramos tras las rejas de las ventanas. El alba asoma, nosotros le decimos adiós, ella sonríe y desaparece en la bruma.

 

sábado, 31 de octubre de 2015

martes, 20 de octubre de 2015

 

No

Nuestra hermana dice que es la única palabra que le esta vedada, que de nada sirven los diccionarios ni la buenavida, el pasar opíparo, la luna llena o los gemidos de Nuestro Gran Líder. A ella le esta vedada.

No

 

domingo, 18 de octubre de 2015

Cancion del atardecer

En un rincón se acurruca, ovillito de lana, cachorro recién nacido, la luz de la ventana teñida de polvo te acaricia leve, el dolor se va, las heridas demarcan tus territorios.

miércoles, 7 de octubre de 2015

viernes, 2 de octubre de 2015

Colorada siempre colorada


Colorada tierra
Colorada
No tierra roja
Tierra colorada

Ni gris ni verde
Colorada
Bajo la piel
Sofoca

Colorada tierra
Colorada
Tritura
Macera

Colorada tierra
Colorada
No deja no parte
No pasa no mece

Colorada tierra
Colorada
Aquí
Por siempre

domingo, 27 de septiembre de 2015

Corrientes

Bajo la atenta mirada de la Abuela armamos nuestro equipaje. Mañana viajamos a Corrientes a visitar a nuestra madrina. Vive hace veinte años cuando se fue tras un amor imposible, se dedico a la botella por un largo tiempo hasta que nació nuestra prima. Desde entonces es devota de la Virgen y nuestra prima no sale un paso sin su compañía

Nos esperan los mosquitos de la tarde.

lunes, 21 de septiembre de 2015

Hay dias en que





Presta navega los raudales
 Se inclina ante las piedresillas brillantes en su oropel de lluvia
La tarde gris ofrece su cobijo.

domingo, 13 de septiembre de 2015

De lluvias



Sintio en los huesos el llamado de la tormenta. Cerro las ventanas y las puertas mientras murmuraba oraciones de la infancia. Afuera el viento huracanado arrastrando las aguas, adentro la miasma.

lunes, 7 de septiembre de 2015

Ritos de la tarde

 

Paranada, inútil sinvergüenza, una desgracia para la familia.

Papá vocifera a grito pelado, retumba en el vecindario. Las vecinas se santigüan y le prenden vela a San Judas Tadeo, a ver si socorre al barrio.

De nada valen los ruegos de mama o de la abuela, de nada valen las idas al cementerio o la visita de la estatua de la Virgen. A la hora de la verdad, solo la entrepierna de nuestra hermana mantiene a la familia en el estilo a que esta acostumbrada. Esta mañana le ha dicho a Papá que esta harta y quiere irse al campo a cultivar naranjas.

 

 

sábado, 29 de agosto de 2015

Sin piel

 

Nació sin piel denostado por la familia que lo considero una afrenta al orden natural de las cosas.

Lo acogió un grupo de viandantes, para ganarse la vida se dedicó a mostrar su cuerpo.


 

martes, 18 de agosto de 2015

Sobrevive

 

 

La guerra sobrevive en

Piel de nuestra madre

Voz de nuestro padre

Ira presta de los sábados a la tarde

Meneo de las caderas

 

 

 

lunes, 3 de agosto de 2015

Vecinos

 

Se sienta en la vereda a ver pasar gente y disfrutar de la leve brisa. Ruega que la lluvia se presente cuanto antes, la ropa pegada al cuerpo, sabor a sal en la piel. El cielo promete pero no cumple.

Los vecinos apenas la saludan, solo la vendedora de mazamorra le demuestra gentileza. Pronto llegará el soldadito con el avío semanal, cortesía del Gran Líder. Ya se ocupará de los vecinos.

 

viernes, 17 de julio de 2015

Progreso


A las cuatro de la mañana los Emisarios la depositaron en la vereda de la casa, tocaron el timbre. Papá abrió la puerta, nuestra hermana envuelta en sabanas temblaba sin pausa. Mamá le preparó té de boldo y le dijo: “mi hija, es el precio del progreso”.

lunes, 13 de julio de 2015

Remienda


Abuela remienda nuestras ropas todos los lunes, pasa revista y no se le escapa nada. Aprendió zurcido invisible y punto cruz con las monjas del Buen Pastor.

Cuando era joven trabajo de mucama. Su patrona le acusó de robar los manteles del cumpleaño de quince de la hija. Abuela ligó paliza en la comisaria y un año en el Buen Pastor.

jueves, 9 de julio de 2015

sábado, 4 de julio de 2015

Paños


Recogemos los paños usados

Los lavamos hasta que quedan relucientes en su blancura

En el patio el viento

En la cama

Nuestra hermana, exhausta, habla con las poras.

lunes, 29 de junio de 2015

Recoger






Recogemos los paños usados, los lavamos hasta que quedan relucientes en su blancura, en el patio el viento, en la cama nuestra hermana exhausta habla con las poras.

Los Emisarios sentados en el sofa aguardan indiferentes
 

jueves, 11 de junio de 2015

Siempre

Nuestra hermana piensa que el mañana nunca llega, que vivimos siempre en el presente y por lo tanto su vida es agua estancada, porque nada cambia nunca.

lunes, 8 de junio de 2015

Version 1


 Abuela hace la señal de la cruz a tientas, Papa los labios torcidos escupe rabia. Nuestra hermana sentada en el sofá rosario en mano, abre las piernas y la sangre zigzaguea.

jueves, 4 de junio de 2015

miércoles, 3 de junio de 2015

La


La mano se retuerce a compás de espasmos como rictus de un cielo ajeno que amenaza con abatir las pocas palabras ancladas en su interior manteniendo a raya el espanto.

lunes, 1 de junio de 2015

Tía C

Dicen que Tía C. vivió en la ciudad de joven, limpiando mansiones, que la echaron por meterse con el hijo de la señora, que vive de bar en bar criatura a cuestas vendiendo rosas. Nuestra hermana dice que en este pais nada cambia nunca, que a la Tía C. le decidieron la vida.

domingo, 31 de mayo de 2015

Salida

Salió del trabajo muy tarde. Se apostó a la espera del bús, la calle desierta, ni los perros ladraban. No era la primera vez, penso en la casa: la tía sentada con la cena en el horno. Ojala sea pascualina.

Oímos los gritos, como de costumbre organizaban carreras a toda bala, tirando botellas a diestra y siniestra. Salir de farra, chupar de lo lindo, que se vayan todos al carajo. Nosotros quietos en el cuarto. A la mañana la chica vino corriendo a despertar a Papá. Frente a casa tiraron el cuerpo exámine de una chica joven a medio vestir. Abuela se santiguo y dijo que ya otra vez estaban haciendo macanas.