viernes, 3 de abril de 2015

Temprano







Temprano llegan los Emisarios.

                                   Mamá revolotea, la voz aguda, los pies nerviosos. 

Una y otra vez le besa a nuestra hermana y susurra:

 “es mejor morir que coger a un comunista, me vas a agradecer algún día”.