domingo, 31 de mayo de 2015

Salida

Salió del trabajo muy tarde. Se apostó a la espera del bús, la calle desierta, ni los perros ladraban. No era la primera vez, penso en la casa: la tía sentada con la cena en el horno. Ojala sea pascualina.

Oímos los gritos, como de costumbre organizaban carreras a toda bala, tirando botellas a diestra y siniestra. Salir de farra, chupar de lo lindo, que se vayan todos al carajo. Nosotros quietos en el cuarto. A la mañana la chica vino corriendo a despertar a Papá. Frente a casa tiraron el cuerpo exámine de una chica joven a medio vestir. Abuela se santiguo y dijo que ya otra vez estaban haciendo macanas.

 

viernes, 29 de mayo de 2015

L



Tía L. gimió la noche entera y al alba se nos fue. Modista de vocación, mas de una vez atendió a caballeros al atardecer.

lunes, 18 de mayo de 2015

Ventana

 

Las ventanas, las puertas cerradas: que no camine nadie, que no se respire. Asi pasan las siestas, nuestras miradas posadas en el techo, nuestra hermana bajo llave.

 

domingo, 3 de mayo de 2015

Q


Abuela juega a la quiniela todos los sábados. Anota sus sueños en la libreta del almacén para consultar en el libro que los descifra e asigna el numero correspondiente. Su fe es inquebrantable: cuarenta años de jugar a la espera siempre del golpe de suerte.