domingo, 31 de mayo de 2015

Salida

Salió del trabajo muy tarde. Se apostó a la espera del bús, la calle desierta, ni los perros ladraban. No era la primera vez, penso en la casa: la tía sentada con la cena en el horno. Ojala sea pascualina.

Oímos los gritos, como de costumbre organizaban carreras a toda bala, tirando botellas a diestra y siniestra. Salir de farra, chupar de lo lindo, que se vayan todos al carajo. Nosotros quietos en el cuarto. A la mañana la chica vino corriendo a despertar a Papá. Frente a casa tiraron el cuerpo exámine de una chica joven a medio vestir. Abuela se santiguo y dijo que ya otra vez estaban haciendo macanas.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario