domingo, 27 de septiembre de 2015

Corrientes

Bajo la atenta mirada de la Abuela armamos nuestro equipaje. Mañana viajamos a Corrientes a visitar a nuestra madrina. Vive hace veinte años cuando se fue tras un amor imposible, se dedico a la botella por un largo tiempo hasta que nació nuestra prima. Desde entonces es devota de la Virgen y nuestra prima no sale un paso sin su compañía

Nos esperan los mosquitos de la tarde.

lunes, 21 de septiembre de 2015

Hay dias en que





Presta navega los raudales
 Se inclina ante las piedresillas brillantes en su oropel de lluvia
La tarde gris ofrece su cobijo.

domingo, 13 de septiembre de 2015

De lluvias



Sintio en los huesos el llamado de la tormenta. Cerro las ventanas y las puertas mientras murmuraba oraciones de la infancia. Afuera el viento huracanado arrastrando las aguas, adentro la miasma.

lunes, 7 de septiembre de 2015

Ritos de la tarde

 

Paranada, inútil sinvergüenza, una desgracia para la familia.

Papá vocifera a grito pelado, retumba en el vecindario. Las vecinas se santigüan y le prenden vela a San Judas Tadeo, a ver si socorre al barrio.

De nada valen los ruegos de mama o de la abuela, de nada valen las idas al cementerio o la visita de la estatua de la Virgen. A la hora de la verdad, solo la entrepierna de nuestra hermana mantiene a la familia en el estilo a que esta acostumbrada. Esta mañana le ha dicho a Papá que esta harta y quiere irse al campo a cultivar naranjas.