sábado, 7 de noviembre de 2015

Temprano

 

Se levanta a la madrugada a preparar el almuerzo de domingo. Abre la tapa del aljibe, la lejanía del agua la llama. Nosotros miramos tras las rejas de las ventanas. El alba asoma, nosotros le decimos adiós, ella sonríe y desaparece en la bruma.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario