viernes, 26 de febrero de 2016

Horas

Las tardes me marean, dice nuestra hermana.
 Nubarrones acorralan la siesta,
 ella se acuesta en el patio bajo las enredaderas.
 Así espera la noticia del relámpago
 la caricia del trueno
 El tiempo cesa, la gente no existe.

No hay comentarios:

Publicar un comentario