miércoles, 8 de junio de 2016

Los trabajos

 

Piso escurrido, uniforme planchado,

deber hecho, desayuno a hora,

cama usada, sábana teñida, padre satisfecho.

¿Qué más se puede pedir a la vida?

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario