lunes, 4 de julio de 2016

Hoy




ni al patio quiere salir nuestra hermana, le contamos que ya no llueve, y ella pregunta por las ranas y los murciélagos de las cinco, pero ni saber que por ahí andan la animan, quiere silencio, solo silencio, dice que así a lo mejor el miedo se aquieta y su cobardía es menos penosa.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario