martes, 19 de julio de 2016

Lampara




Nos acuestan a las ocho de la noche. Prendida la noche entera, pacifica los ánimos. Su luz dibuja tiempos remotos. Los perfiles se alargan, contamos las excrecencias . La pieza se solidifica presa del cemento nocturno. Los breves ecos de la lámpara celebran el contorno de nuestras caderas. Así transcurre la noche entre ecos de luz y sombra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario