jueves, 25 de enero de 2018

Moto

                             
Inhalar Exhalar
Inhalar Exhalar
Inhalar Exhalar
Inhalar Exhalar
              Inhalar Exhalar
                     Inhalar Exhalar
El placer de la respiración profunda
Al alcance de la mano, dondequiera
Que una va
Sin pausa
 Sin testigos
En cualquier parte
 A cualquier hora
Compartir si se desea
Decir adiós
El mundo no importa
  ¿Qué más se puede pedir
A un cenicero montado
        En el manubrio de tu moto?